martes, 13 de febrero de 2018

Imperdonable



Escenas como la que, por desgracia, presencié en unos conocidos almacenes, una de estas tardes que el frío te obliga a refugiarte y de paso tomar algo caliente, te dejan siempre un sabor amargo y un dolor en el alma que no hay analgésico que lo calme.

El hurto es tan viejo como la humanidad, el apropiarse de lo ajeno sin remordimiento ni piedad, es una ignominia, un deshonor que merece la repulsa de cualquiera que tenga un mínimo de respeto al prójimo y más aún si se sufre alguna discapacidad. Para el cleptómano sin embargo llega a convertirse en una necesidad que raya en el placer, a pesar de ser un trastorno psiquiátrico, por el cual la persona tiene una conducta repetitiva de adueñarse de aquello que no le pertenece y padece un irrefrenable impulso de robar. Pero éste no fue el caso. La víctima era una anciana invidente, ciega y apoyada en un andador para mayor seguridad. Parece que ya era la segunda vez que le ocurría y al ir a pagar en la caja y no encontrar la cartera, sonrió a la dependienta y con gesto de resignación añadió:" bueno, ya van 200 euros".
No tuve palabras, no las tengo, los ciegos se conforman con oír una voz amable, aunque no les gusta que les demuestres compasión, entienden en silencio las manos y palpan tiernamente, intuyen, "ven" a su manera y acarician los planos de las mesas, siguen las paredes y tocan largamente las esquinas. Sonríen, comprenden algo, pero si dices "luz" se quedan absortos, inclinan la cabeza vencidos: no distinguen. Saben que con la luz los hombres van deprisa, sin ella, como ciegos, a tientas. Saben que la luz es el agua más suave que llena los vacíos y rebota en las cosas o las traspasa dulcemente.

Alguna vez me han preguntado cómo es esta luz y yo hubiera querido pintarles, inventarles lo grande que es, como se funde con el cuerpo y con el alma, llenándolo todo de melodía, de mar, de una enorme flor sin pétalos.
Dios mío, no saben, no pueden comparar, no conocen los colores, en su cerebro nunca se estampó el rojo, el azul, ni el verde. Yo les daría bocanadas de luz, todo lo que cuando abro mis párpados atraviesa. Ojalá pudiera convertir su deficiencia en dicha, iluminando esa oscuridad profunda donde nunca un rayo de claridad ha penetrado. 

No lo pude evitar y me fui con el corazón roto.








lunes, 5 de febrero de 2018

Tajabone





"Tajabone es una celebración religiosa de los musulmanes, como acción de gracias, en la que se cocina abundante comida. Los niños van de casa en casa cantando y bailando y después les dan como premio dinero, arroz, trigo o galletas, es uno de mis mejores recuerdos de la infancia". Ésto contaba un senegalés llamado Yacine Diop en un blog. "De acuerdo con el Islam, hay que rezar cinco veces al día y ayunar en el mes del Ramadán, así que, cuando te mueres, los ángeles te hacen preguntas como ¿has rezado, has ayunado?".

El Ramadán no tiene fecha fija. 

No soy muy seguidora del cine español pero en la película “Todo Sobre Mi Madre” de Almodóvar, hay una escena que llama poderosamente la atención, por la música y la secuencia. Cuando Manuela va en tren a Barcelona, y atraviesa un gran túnel, la música de fondo es Tajabone, una canción de Ismael Lo, en idioma wolof el idioma oficial de Senegal, África.

Pedro Almodóvar decidió escogerla como soundtrack de su película, en un vuelo al oírla de fondo.



Tajabone, siendo la fiesta que pone fin al Ramadán, es también la fiesta de los niños musulmanes en la que se disfrazan y van pidiendo el aguinaldo, algo parecido a nuestra costumbre navideña y al día de Acción de Gracias que se celebra en otros paíse


La canción es de Ismaël Lo, músico y pintor, nacido en Níger (1956), cuyo montaje en un principio era una guitarra de una sola cuerda, creada con sus manos a partir de un trozo de madera y un hilo de pescar, una armónica, y su voz. Era llamado "el Bob Dylan africano". Ismaël Lo es un trovador contemporáneo que canta a las cosas que le rodean y los sentimientos que le provocan, generalmente en francés, wolof u otros dialectos de su tierra. El tema Tajabone pertenece al disco Jammu Africa y está cantado en wolof.

Hay canciones que al escucharlas nos dejan grabadas una estela de armonía y buen sabor.
La música hace que no tengas edad y que te sientas identificado con lo que se dice. No puedo ni quiero renunciar a todo lo que me aporta la música, lo que me hace sentir, las oportunidades que me ofrece y los ánimos que me da para convertirme en la persona que debo y quiero ser. 

La música africana, puede decirse que poco divulgada, tiene un especial encanto. Así lo creo.


Ellos cantan :

Tajabone, beni tajabone
Tajabone, beni tajabone
Habdu buhu yamba, nyari malaïkala
Rhawe hekiko darum siserum

Momu muhu dida neka mukedinga
Momu muhu dida neka muhonga
Rhawe hekiko darum siserum
Momu muhu dida neka

mukedinga
Momu muhu dida neka 
Tajabone, beni tajabone
Tajabone, beni tajabone

Wele (4x)

Abdu nyamba, wele,
Nyari malaïka,wele 
Sika ule yowe,wele,
Dari siserum, wele,

Muninga, wele
Eka muninga, wele
Munina, wele
Eka muhola, wele

Ah...




Tajabone 

"Nosotros vamos a tajabone
Abdou Jabar es un ángel
que viene de los cielos a tu alma

Él va a preguntarte si has orado
Él va a preguntarte si has ayunado
Él viene a tu alma

Él viene a tu alma
a preguntar si has orado,
si has ayunado"








jueves, 1 de febrero de 2018

El encanto de una tierra



العرائش Al-´Araish







LARACHE



La pequeña y blanca ciudad de MARRUECOS.



¡Qué lejos has quedado!. Demasiada distancia y un inmenso océano nos separan. Más nunca dejé de quererte, a pesar de los años y del largo tiempo pasado.... Te dejé atrás, a orillas del Atlántico y marché lejos a otros fríos y distintos parajes. Pero tú seguirás siendo blanca, como la fina arena de tus playas, lleno de luz seguirá tu aspecto, mezcla de aire andalúz y arquitectura musulmana.




LARACHE

أرض عربيّة أنّ [في] أن يكون [بورن] إلى ي. حيث هم كانوا يحافظ آلاف من ذاكرات, بين أقواس, [بتّلمنت] ومساجد. خبرات بين يخفى جدر, يريد أنا كثير عودة أن يفتّشهم. يسكن أنا سأعبر طرق, خطوة على طين وصليب بحوت, أن يخطو على أرضي ثانية, مدينتي بيضاء, وأنا سأتمّ هو إلى من لون موسيقى جميلة عربيّة, تاريخ حلوة, أحجبة ورقص

Tierra árabe que me vió nacer. Donde quedaron guardados millares de recuerdos, entre arcos, almenas y mezquitas. Vivencias entre muros escondidas, más volveré a buscarlas. Atravesaré caminos, pisaré barros y cruzaré mares, para regresar de nuevo a mi tierra mora, mi ciudad blanca, y lo haré al son de una hermosa música árabe, de dulces dátiles, de velos y de danza.



LARACHE





Es una de las principales ciudades que formaron parte del protectorado español hasta 1956. Es quizás la ciudad con más huellas españolas de Marruecos. Paseando por el zoco se puede encontrar el mercado, restaurado con fondos españoles; un local antiguo en el que se conserva el letrero" Banda Municipal" y un matadero que data de 1917. Lo mejor en Larache, como en todas las ciudades de Marruecos, es dejarse llevar por las calles, y adentrarse por las callejuelas de los zocos en el interior de las kasbah, encontrarse con pequeñas mezquitas, calles llenas de niños jugando, y todo tipo de olores y puestos de comida. Además del ambiente cálido y abierto de Larache, por un dirham se puede cruzar en barca a la pequeña península que está al lado de la ciudad, donde se puede comer y tomar té en los chiringuitos, y bañarse en las inmensas y limpias playas.






Por si no lo había contado, éste es el encanto de una tierra. De la tierra que me vió nacer un 31 de enero.












lunes, 29 de enero de 2018

Cum Laude


Decidme, ¿es bueno llorar ?, llorar cuando llega el momento en que parece que tu vida ya se ha parado, cuando tus hijos ya no dependen de ti, cuando te preguntas qué va a pasar a partir de ahora, cuando quieres hablar y la prudencia no te lo permite, cuando los consejos se han quedado obsoletos y hasta cuando la edad te empieza a preocupar.
Se llora de alegría, de emoción, de amor, de tristeza, de pena, de dolor, etc... Se llora porque es un modo de expresar emociones y sentimientos, de esta manera se reduce el estrés y mejora nuestro estado de ánimo. Aunque a veces puede llegar a avergonzarnos llorar es bueno para la salud.

Pues hoy necesito llorar, llorar de tristeza, de rabia, de impotencia, porque ante la muerte no existe la valentía, ni la fortaleza, sólo el dolor y la resignación. La muerte es el final de una existencia, es irreparable, a veces necesaria, pero siempre injusta.

Se fué la persona que durante muchos años ha sido mi médico, mi protector, mi amigo. El Dr. Postigo Alvarez, reumatólogo catedrático de la Fundación Jiménez Díaz.
Él me libró de una hernia discal que comenzó a amenazar a los 25 años y gracias a su insistencia en el ejercicio y la natación  no hizo falta pasar por el quirófano y de un sinfín de problemas que el paso del tiempo me ha ido dejando.
Como profesional nada que objetar y mucho que agradecer, como persona, su humanidad en el trato y su sentido del humor, siempre me ayudaban a seguir por el camino del buen ánimo.
Se ha ido una eminencia, nunca olvidaré todo lo que has hecho por mi.

Descansa en paz José Luis. Hasta siempre querido amigo.


En quirófano del Hospital Gregorio Marañón

miércoles, 24 de enero de 2018

IN MEMORIAM.


En las mañanas de otoño, un muchacho de catorce años esperaba sentado en la arboleda de una ciudad castellana, la oportunidad de contemplar como un gran artista dibujaba. Era un hombre de mediana edad, vestido casi siempre con ropa oscura que portando sus aparejos de pintura, nunca faltaba a la cita. Llegaba siempre al atardecer, colocaba una pequeña silla junto a un viejo caballete y comenzaba a dar vida y color en un lienzo a cualquier rincón del paisaje otoñal. 

El muchacho se quedaba horas entusiasmado mirando el manejo de los pinceles, aprendiendo a combinar los colores, a ensombrecer y a iluminar un boceto y así poco a poco fue despertando su interés por la pintura. Ni siquiera sabía su nombre, el joven se conformaba con curiosear y estoy segura de que a él también le halagaba sentirse observado. Los años pasaron y un día visitando un conocido museo, reconoció aquellos cuadros que muchas tardes había visto pintar. El artista se llamaba Marceliano Santamaría, gran pintor burgalés. 

Y el adolescente de ojos azules, era mi padre.

Este es el homenaje a una obra que jamás fue expuesta, la única crítica que obtuvo fue la de su familia, nuestro reconocimiento a su labor, ya que sólo quiso pintar para nosotros.
En otra ocasión ya conté está historia que de nuevo publico, como homenaje a un pintor que hoy hace ya catorce años que trasladó su estudio a las nubes, se llevó su paleta para seguir dando pinceladas de color,  en otro gran estudio llamado Eternidad.



Un pequeño homenaje a mi pintor preferido: mi padre.


Catedral de Burgos. Óleo 1,10 x 0,71cm.
1974-1975

viernes, 19 de enero de 2018

Hermosa locura.



Me llaman loca...

Porque cuento las estrellas
en la noche,
porque prefiero el verano gélido
porque en la primavera,
lanzo rosas al viento
formando copos de nacar.

Porque juego con ancianos
en los bancos,
esos de manos rugosas
que tiemblan y se emocionan
cuando un helado les compras.

Porque brinco con los niños
en el parque,
 soltando globos
persiguiendo mariposas
y vistiendo los árboles de rojo.

Porque grito con los jóvenes
en las calles y plazas,
escribiendo en mi pancarta 
que el presente son ilusiones
que el futuro nada importa.

Me llaman loca...

Porque pienso que la tierra
es de color rosa,
porque sonrío a la tristeza
veo a la muerte hermosa,
la miseria es mi amiga
y mi enemiga la riqueza.

Me llaman loca... ¡No me importa!

Yo seguiré tejiendo amapolas
cantando en las tormentas
reiré cuando la lluvia no moje,
bailaré entre jirones de piedras
y cuando el mar se seque,
lo llenaré de sangre roja.

Me llaman loca...

y estoy de acuerdo,
me gustaría encontrar a alguien
que se apunte a mi aventura,
tal vez tú ya estés loco... entonces...
Bendita y sana locura.





SER LOCO ES ESTAR
CUERDO
¡El mundo ha conocido locos tan hermosos! De hecho, todos los grandes hombres del mundo han sido un poco locos, locos ante los ojos de la masa. Su locura residía en que no eran desgraciados, no sufrían de ansiedad, no temían a la muerte, no se preocupaban por trivialidades. Vivían cada momento con totalidad e intensidad, y a causa de esta totalidad e intensidad, su vida se convirtió en una hermosa flor, estaban llenos de fragancia, amor, vida y risa. Pero esto hiere a los millones de personas que te rodean. No pueden aceptar la idea de que hayas conseguido algo que ellos no lograron; intentarán de todas las formas convertirte en un miserable. Su condena no es más que un esfuerzo por hacerte infeliz, por destruir tu danza, por arrebatarte tu alegría, para que así, puedas volver al rebaño.


Uno tiene que armarse de valor, y si la gente dice que estás loco, disfruta de la idea. Diles: "Tienes razón; en este mundo, sólo la gente loca puede ser feliz y alegre. Yo he elegido la locura con alegría, felicidad, y danza; vosotros habéis elegido la cordura con infelicidad, angustia e infierno. Nuestras elecciones son diferentes. Sed cuerdos y seguid siendo miserables; dejadme solo con mi locura. No os ofendáis; yo no me siento ofendido por todos vosotros; tanta gente cuerda en el mundo y yo no me siento ofendido".

Es cuestión de muy poco tiempo... Una vez que te hayan aceptado como loco, ya no te molestarán; entonces podrás salir a plena luz con tu auténtico ser y podrás reírte de todas las necedades.


No soy poeta, ni entiendo de métrica, por eso, porque estoy... loca.

miércoles, 10 de enero de 2018

El mejor regalo


Estos días seguro que todos hemos tenido algún presente, un bonito regalo, una sorpresa, un detalle por pequeño que sea.
Para mi un regalo es un intercambio de ilusiones.
Todos los regalos suelen estar envueltos en papeles bonitos. Algunos vienen decorados con lazos de colores o con motivos florales,  otros de una manera menos atractiva y sencilla. Los hay que vienen tan bien cerrados que cuesta romper la envoltura y otros llevan la etiqueta de frágil. Pero el exterior no significa nada, lo verdaderamente importante es el contenido del estuche. El valor de los regalos no se mide ni por el tamaño, ni por el color, el precio o el colorido del envoltorio, ni siquiera por la utilidad del mismo. El valor de un regalo se mide con el corazón.

El mejor regalo tal vez no sea costoso, pero sí valioso. Desde este mundo virtual mi regalo para ti son muchas cosas: te regalo por ejemplo las palabras "quiero verte feliz"y aunque no te pueda regalar el sol, te regalo el calor profundo de mis abrazos.
Te regalo un par de mis latidos, aquellos que nacen cuando reímos sin parar. Quizás no sea el regalo de moda pero te ofrezco mi memoria para grabar tus sueños y recordártelos si hiciera falta. No te regalo una canasta llena, te regalo mis manos vacías, un día las puedes usar.
No sé si mi regalo es acertado, pero es lo mejor que te puedo ofrecer.
Te regalo mi aliento, te regalo mis oídos si necesitas hablar.
Te regalo mis fuerzas por si decides luchar.

Quizás mi regalo sea muy sencillo. Por último sólo quiero recordarte que si estás vivo, ya has recibido el regalo más grande.